Constelaciones de invierno

Las constelaciones de invierno son las que se observan mejor en el cielo nocturno durante los meses más fríos del año, y varían según la ubicación del observador. En el hemisferio norte, este período va desde finales de diciembre hasta finales de marzo, y en el hemisferio sur comprende desde finales de junio hasta finales de septiembre.

Las constelaciones invernales más importantes que podemos observar desde el hemisferio norte son Auriga, Orión, el Erídano, Gemini, Tauro, el Unicornio, el Can Mayor, el Can Menor y la Quilla. Durante el invierno se pueden ver dos grandes asterismos: el «Triángulo de invierno», formado por Sirio del Can Mayor, Procyon del Can Menor y Betelgeuse de Orión; y el «Hexágono de invierno», formado por las ya mencionadas Sirio y Procyon, junto con Pólux de Gemini, Capella de Auriga, Aldebarán de Tauro y Rigel de Orión.

Carta celeste de las constelaciones de invierno
Carta celeste de las constelaciones de invierno

Orión es una de las constelaciones más populares del cielo, y su estrella más brillante es Rigel (Beta Orionis), cuya magnitud aparente es de 0,1. Rigel es la rodilla occidental de Orión. Otra estrella muy destacable y popular de esta constelación es Betelgeuse (Alfa Orionis), una gigante roja cuya magnitud oscila entre 0,4 y 1,3 en un período de 5 años. Betelgeuse está en el hombro oriental.

En Orión encontramos varios asterismos destacables, empezando por el «Reloj de Arena» formado por el cuerpo del cazador mitológico, es decir, por las estrellas Alfa, Gamma, Delta, Épsilon, Zeta, Beta y Kappa. Otros dos asterismos muy populares por su gran belleza son el «Cinturón de Orión» y la «Espada de Orión». El «Cinturón de Orión» está formado por las estrellas Alnitak (Zeta Orionis), Alnilam (Épsilon Orionis) y Mintaka (Delta Orionis). La «Espada de Orión» está formada por las estrellas 42 C Orionis, Theta Orionis y Iota Orionis.

Gracias a la fácil localización de Orión, esta constelación se puede usar de referencia para encontrar otras estrellas. Por ejemplo, trazando una línea entre Betelgeuse (Alfa Orionis) y Bellatrix (Gamma Orionis) se puede encontrar la estrella Procyon (Alfa Canis Minoris), la más brillante del Can Menor.

Otro ejemplo: trazando una línea entre las tres estrellas del «Cinturón de Orión» y alargándola hacia el este se puede encontrar la estrella Sirio (Alfa Canis Maioris), la más brillante del Can Mayor, que además es la estrella más brillante del cielo. Prolongando la misma línea en dirección opuesta, es decir, hacia el oeste, encontraremos la estrella Aldebarán (Alfa Tauri), la más brillante de Tauro.

En la «Espada de Orión» se encuentra una de las nebulosas más conocidas y fotografiadas del mundo: la nebulosa Cabeza de Caballo (M42). Esta nebulosa es visible a simple vista a pesar de estar a una distancia de 1350 años luz de nosotros. A su lado se encuentra la nebulosa de De Mairan (M43).

El Can Mayor alberga la estrella más brillante del cielo: Sirio (Alfa Canis Maioris), con una magnitud aparente de -1,5. Se trata de una estrella binaria que está muy cerca de nosotros, encontrándose a sólo 8,6 años luz de la Tierra. En el Can Mayor hay dos cúmulos abiertos que merecen mención: se trata de M41 y NGC 2362. M41 se puede ver a simple vista, y NGC 2362 con la ayuda de un telescopio.

El Can Menor también contiene una estrella muy interesante: Procyon (Alfa Canis Minoris), que con una magnitud aparente de 0,5 es la estrella más brillante de la constelación. Al igual que Sirio, Procyon también es una estrella binaria. En el Can Menor encontramos una nebulosa planetaria llamada Abell 24, con una magnitud de 13,6 y situada a 1730 años luz de nosotros.

El Triángulo de invierno
Representación gráfica del «Triángulo de invierno», en color verde, formado por las estrellas Sirio, Procyon y Betelgeuse, que definen sus tres vértices.

Tauro es una de las constelaciones más antiguas, ya que es una constelación zodiacal, y contiene varias estrellas notables y objetos de cielo profundo de gran interés. Su estrella más brillante es Aldebarán (Alfa Tauri), una gigante naranja con una magnitud aparente de 0,9 que se halla a unos 65 años luz de la Tierra.

En Tauro encontramos las Pléyades (M45) y las Híades, dos de los cúmulos globulares más cercanos a la Tierra. Otro objeto interesante de Tauro es la nebulosa del Cangrejo (M1), y es el resultado de una estrella que explotó en el año 1054; así pues, se trata de la histórica supernova SN 1054.

Auriga o el Cochero es una constelación que puede encontrarse trazando una línea entre las estrellas Beta Andromedae y Gamma Andromedea en dirección a Perseo, hasta sobrepasarlo y encontrar a la estrella Capella (Alfa Aurigae), la más brillante del Cochero, con una magnitud aparente de 0,7. En Auriga también encontramos tres cúmulos abiertos del catálogo de Messier: M36, M37 y M38.

Gemini se encuentra al este de Tauro, entre la estrella Procyon y las estrellas más brillantes de Auriga. Sus estrellas más brillantes son Pólux (Beta Geminorum) y Cástor (Alfa Geminorum), cuyas respectivas magnitudes son de 1,15 y 1,6. Estas dos estrellas parecen similares pero en realidad son bastante diferentes. Pólux es una gigante naranja, mientras que Cástor es un sistema binario. Gemini alberga la nebulosa Esquimal (NGC 2392) y el cúmulo abierto M35.

El Hexágono de invierno
Representación gráfica del «Hexágono de invierno», en color verde, formado por las estrellas Sirio, Rigel, Aldebarán, Capella, Pólux y Procyon.

El Unicornio se encuentra entre las constelaciones del Can Mayor y el Can Menor, al este de Orión. Se trata de una constelación tenue, pues su estrella más brillante, Cerastes (Beta Monocerotis), tiene una magnitud de 3,7. Esta constelación alberga algunos de los objetos más bonitos del firmamento: la nebulosa Roseta, cerca de la estrella Épsilon Monocerotis, y la nebulosa del Cono (NGC 2264). También contiene un objeto Messier, el cúmulo abierto M50, de sexta magnitud.

El Erídano es la sexta constelación más grande del cielo, y representa un río. Su estrella más brillante es Achernar (Alfa Eridani), con una magnitud aparente de 0,5, y es la novena estrella más brillante. Esta estrella representa la desembocadura del río. En el Erídano encontramos la nebulosa del Ojo de Cleopatra (NGC 1535) y dos galaxias espirales: NGC 1232 y NGC 1300. Otro objeto interesante es la nebulosa Cabeza de Bruja (IC 2118), situada a mil años luz de nosotros.

La Quilla es una constelación del sur que no se puede ver a partir de latitudes superiores a los 20° N. Su estrella más brillante es Canopus (Alfa Carinae), y su magnitud aparente es de -0,7. En esta constelación encontramos la nebulosa de la Quilla (NGC 3372), también conocida como Ojo de la cerradura debido a que tiene una forma muy similar. En la Quilla también hay un objeto llamado Pléyades del sur (IC 2602), con una magnitud aparente de 1,9.

Algunas estrellas de las constelaciones de la Quilla y la Vela forman el asterismo de la «Falsa Cruz», confundida muchas veces con la constelación de la Cruz del Sur. La «Falsa Cruz» está formada por las estrellas Kappa Velorum, Delta Velorum, Aspidiske (Iota Carinae) y Avior (Épsilon Carinae).

La Falsa Cruz
Representación gráfica de la «Falsa Cruz», en color verde, asterismo formado por las estrellas Kappa y Delta de la Vela, y Iota y Épsilon de la Quilla.

Otro asterismo de la Quilla es la «Cruz del Diamante», formado por las estrellas Miaplacidus (Beta Carinae), Ípsilon Carinae, Theta Carinae y Omega Carinae. Este asterismo no es confundido con la Cruz del Sur.

La Cruz del Diamante
Representación gráfica de la «Cruz del Diamante», en color verde, formado por las estrellas Beta, Ípsilon, Theta y Omega de la Quilla.

Todas las constelaciones de invierno

Lista de las constelaciones de invierno del norte (23):

Constelación Nombre en latín Abreviatura Superficie
El Erídano Eridanus Eri 1137,9
Tauro Taurus Tau 797,2
La Jirafa Camelopardalis Cam 756,8
El Caballete del Pintor Pictor Pic 740
La Popa Pupis Pup 673,4
Auriga Auriga Aur 657,4
Orión Orion Ori 594,1
Gemini Gemini Gem 513,8
La Vela Vela Vel 499,6
La Quilla Carina Car 494,2
El Unicornio Monoceros Mon 481,6
El Horno Fornax For 397,5
El Can Mayor Canis Maior CMa 380,1
La Liebre Lepus Lep 290,3
La Paloma Columba Col 270,2
El Reloj Horologium Hor 248,9
La Hidra Macho Hydrus Hyi 243
El Can Menor Canis Minor CMi 183,4
La Dorada Dorado Dor 179,2
La Mesa Mensa Men 153,5
El Pez Volador Volans Vol 141,4
El Cincel Caelum Cae 124,9
El Retículo Reticulum Ret 113,9

En cambio, las constelaciones de invierno del sur son las mismas que las constelaciones de verano del norte, y son las siguientes: el Ave del Paraíso, el Águila, el Altar, Capricornio, el Compás, la Corona Austral, la Corona Boreal, el Cisne, el Delfín, el Dragón, el Caballito, Hércules, el Indio, la Balanza, la Lira, el Microscopio, la Escuadra, el Ofiuco, el Pavo, la Flecha, Sagitario, el Escorpión, el Escudo, la Serpiente, el Telescopio, el Triángulo Austral y la Raposa.