La Dorada

La constelación de la Dorada o el Pez Dorado está situada en el hemisferio sur de la esfera celeste. Fue descrita por Johann Bayer en su atlas estelar Uranometria (año 1603), formando parte de las 13 constelaciones de Bayer. Representa un pez espada. En la Dorada se encuentra parte de la Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de la Vía Láctea; el resto queda en la constelación de la Mesa.

Esta constelación ocupa una superficie de 179,2° cuadrados, en los que contiene un total de 301 objetos NGC, 1 objeto Caldwell y ningún objeto Messier. La estrella más brillante de la Dorada es Alfa Doradus. En cuanto a su nomenclatura, su abreviatura es Dor, su nombre en latín es Dorado y su genitivo es Doradus. Tiene un total de 29 estrellas (de magnitud visual < 6,5).

Carta celeste de la constelación de la Dorada
Carta celeste de la constelación de la Dorada

Localización

Localizar esta constelación no es fácil. Puede partirse de Kappa Velorum y Delta Velorum, de la constelación de la Vela, y trazar un arco de circunferencia hacia occidente, de casi 90° para identificar Alfa Doradus, después de haber pasado la estrella Canopus de la constelación de la Quilla.

La Dorada tiene 7 constelaciones colindantes:

Coordenadas

La constelación de la Dorada es visible a medianoche en dirección sur, en diciembre, pero no desde latitudes medias septentrionales. Abarca una región del cielo comprendida entre las 3 horas 50 minutos y las 6 horas 35 minutos de ascensión recta, y entre -48° y -70° de declinación.

Estrellas notables

La estrella más brillante de la constelación de la Dorada es Alfa Doradus, con una magnitud aparente de 3,3. Se trata de una estrella binaria que se encuentra a unos 175 años luz de nuestro sistema solar. Las dos estrellas que la forman están visualmente separadas sólo unas décimas de segundos de arco.

Beta Doradus también es de notable interés, pues se trata de una estrella variable de tipo cefeida cuya magnitud aparente pasa de 3,5 a 4,1 en un período de unos 10 días. La variación de magnitud es apreciable a simple vista. Esta estrella es una supergigante amarilla que se halla a más de 1.000 años luz del Sol.

Gamma Doradus es otro tipo de estrella variable que sirve de prototipo para este tipo de estrellas, con lo que reciben el nombre de estrellas «variables Gamma Doradus». Su magnitud aparente varía de 4,23 a 4,27 durante dos ciclos de 17,5 y 18,1 horas. Se trata de una estrella blanco-amarilla que se encuentra a 66 años luz de nosotros.

AB Doradus es un sistema estelar triple situado a 49 años luz de nosotros, cuya componente principal (AB Doradus A) es una estrella fulgurante de séptima magnitud. La segunda componente es AB Doradus B y tiene una magnitud aparente de 13. Existe una tercera componente (AB Doradus C) muy próxima a la estrella principal.

Objetos notables

En la constelación de la Dorada se puede observar la mayor parte de la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana que es satélite de la Vía Láctea. La otra parte de esta galaxia queda en la constelación de la Mesa. Se encuentra a 163.000 años luz de nosotros y tiene una magnitud aparente de 0,9.

Esta galaxia es perfectamente detectable a simple vista. Si se observa con instrumentos de diámetro cada vez mayor nos muestra una gran cantidad de estrellas, cúmulos e incluso nebulosas de hidrógeno ionizado.

Una de ellas es la nebulosa de la Tarántula (NGC 2070), conocida con ese nombre por su semejanza con el arácnido homónimo. Es una nebulosa particularmente luminosa, con una magnitud aparente de 8. Contiene un rico cúmulo abierto formado por estrellas azules jóvenes de alta temperatura.

En la Dorada también hay cúmulos estelares. Por ejemplo, el cúmulo globular NGC 1818 también se encuentra en la Gran Nube de Magallanes, a unos 164.000 años luz de distancia y con una magnitud aparente de 9,7; o el cúmulo abierto NGC 1850, con una magnitud aparente de 9.

Otro objeto muy interesante es la supernova de 1987, llamada SN 1987, situada visualmente cerca de la nebulosa de la Tarántula. Una estrella explosionó y fue visible a simple vista durante varios meses. La comunidad astronómica siguió el acontecimiento con todos los instrumentos disponibles.

Gracias a esta supernova pudieron seguirse las trazas de los detectores de neutrinos para descubrir si había habido emisión de partículas de este tipo en correspondencia con el supuesto instante de la explosión. Se detectó el paso de un enjambre atribuido a este acontecimiento catastrófico.

Mitología

La constelación de la Dorada no está asociada a ningún mito porque su introducción es relativamente reciente. En algunos atlas históricos, la Dorada se representa como un pez espada con el nombre de Xiphias.