La Serpiente (constelación)

La constelación de la Serpiente se encuentra en el hemisferio norte de la esfera celeste. Fue descrita por Claudio Ptolomeo en el Almagesto (siglo II), formando parte de las 48 constelaciones antiguas. La Serpiente es la única constelación que se ha dividido en dos tramos: la cabeza y la cola. Entre estas dos partes se encuentra la constelación Ofiuco. Las estrellas que componen la Serpiente son todas de magnitud superior a la segunda, y el ordenamiento de la denominación de Bayer tiene en cuenta las dos partes de la constelación.

Esta constelación ocupa una superficie de 636,9° cuadrados, en los que contiene un total de 2 objetos Messier, 84 objetos NGC y ningún objeto Caldwell. La estrella más brillante de la Serpiente es Unukalhai. En cuanto a su nomenclatura, su abreviatura es Ser, su nombre en latín es Serpens y su genitivo es Serpentis. Tiene un total de 108 estrellas (de magnitud visual < 6,5).

Carta celeste de la constelación de la Serpiente (cabeza)
Carta celeste de la constelación de la Serpiente (cabeza)
Carta celeste de la constelación de la Serpiente (cola)
Carta celeste de la constelación de la Serpiente (cola)
Leyenda de la carta celeste

Leyenda: en la carta celeste se muestra la cuadrícula de las coordenadas ecuatoriales. Las estrellas se representan en color blanco, y su tamaño se relaciona con su magnitud absoluta redondeada al entero más cercano. Las etiquetas de las estrellas siguen la denominación de Bayer. En algunas cartas celestes se ve representada la eclíptica en color azul claro.

Localización

Una vez identificado Ofiuco, la Serpiente se encuentra pronto: la cabeza está a la derecha si se observa el cielo teniendo el norte a la espalda, mientras que la cola está a la izquierda. Estas dos partes parecen dos apéndices que parten de la constelación mayor: la del hombre que agarra la Serpiente. La cabeza del reptil celeste es identificable en un pequeño grupo de estrellas situadas entre Hércules y el Boyero.

La Serpiente (cabeza) tiene 6 constelaciones colindantes:

La Serpiente (cola) tiene 4 constelaciones colindantes:

  • El Águila
  • Ofiuco
  • Sagitario
  • El Escudo

Coordenadas

Como está junto al ecuador celeste, es visible desde cualquier punto de la Tierra. La cabeza de la Serpiente abarca una región del cielo comprendida entre las 15 horas 10 minutos y las 16 horas 20 minutos de ascensión recta, y entre -3° y 25° de declinación.

La cola de la Serpiente se extiende por una zona comprendida entre las 17 horas 15 minutos y las 18 horas 55 minutos de ascensión recta, y entre -16 y 6° de declinación. Julio es el mejor mes para observar las dos partes de la constelación.

Estrellas notables

Alfa Serpentis o Unukalhai con una magnitud de 2,7 es la estrella más luminosa de la Serpiente, y se encuentra en la cabeza. El nombre de Unukalhai significa «el cuello de la serpiente». Se trata de una estrella gigante de color rojo anaranjado que se encuentra a unos 73 años luz de nuestro sistema solar.

También Beta Serpentis o Chow está en la cabeza de la constelación de la Serpiente. A diferencia de Unukalhai, Chow es más caliente, por lo que emite una luz blanca. La magnitud aparente de Chow es de 3,7. Se trata además de una estrella binaria, de la que un modesto telescopio permite separar una compañera situada a poco más de 30 segundos de arco de la principal.

Sin embargo, la observación de las dos componentes de Chow es bastante difícil debido a la notable diferencia de magnitud entre ellas, ya que la magnitud aparente de la componente secundaria de Chow es de 9,9.

Por diversos motivos, Delta Serpentis o Qin recuerda a Chow, ya que se trata de una estrella blanquecina con una compañera. No obstante, las dos componentes están muy próximas visualmente, sólo a 4 segundos de arco, y sus luminosidades no difieren mucho: 4,2 y 5,2 respectivamente. También en este caso es suficiente un pequeño telescopio para resolverlas.

5 Serpentis es otro astro que tiene en sus proximidades una compañera nada fácil de percibir por su baja luminosidad, a pesar de que está situada a algo más de 11 segundos de arco. Mientras que la componente principal tiene una magnitud de 5,1, su compañera tiene una magnitud de 10,1.

En la cola de la Serpiente, una estrella particularmente interesante es Theta Serpentis o Alya, con una magnitud de 4,1. Se trata de una estrella binaria compuesta por dos estrellas blancas con una magnitud aparente de 4,5 y 5,4, al alcance de pequeños instrumentos, ya que están separadas por más de 22 segundos de arco.

Objetos notables

La cola de la Serpiente se encuentra en la Vía Láctea, pero su posición, cerca del ecuador galáctico, hace que en esta zona haya muchas nubes de polvo que enmascaran las estrellas situadas detrás de ellas. Sin embargo, esta constelación contiene algunos objetos notables.

El cúmulo abierto M16 es especialmente atractivo, sobre todo por las fotografías tomadas por el Telescopio Espacial Hubble. Este cúmulo contiene un centenar de estrellas asociadas a una nube de hidrógeno conocida como nebulosa del Águila. En ella pueden descubrirse formaciones llamadas «trompas de elefante» por su forma peculiar. Están formadas por polvo más frío. Su magnitud aparente es de 6 y se encuentra a 5700 años luz de nosotros.

M5 es un cúmulo globular con una magnitud aparente de 5,6, que puede verse en la cabeza de la Serpiente, cerca de la estrella 5 Serpentis, en el límite de la constelación de Virgo. Este cúmulo se encuentra a unos 23500 años luz de distancia.

Mitología

La relación entre la constelación de la Serpiente y la de Ofiuco se remonta a épocas antiguas. La identificación de Ofiuco con Asclepio conduce inmediatamente a interpretar la Serpiente como el símbolo mitológico sanador. Parece que fue una serpiente la que mostró a Asclepio el uso de algunas hierbas medicinales.

Lámina antigua de la constelación de la Serpiente
Ilustración de la constelación de la Serpiente en el Atlas Coelestis de John Flamsteed (1729). La Serpiente aparece representada en dos partes junto a Ofiuco. La eclíptica pasa por los pies de Ofiuco, representada en una línea discontinua.

Asclepio había asistido a la muerte de un amigo cuando vio una serpiente cerca del cadáver. Inmediatamente la mató, pero llegó un segundo reptil y puso sobre la herida del primero unas hierbas, recogidas allí cerca, que lo resucitaron.