El Boyero

La constelación del Boyero está situada en el hemisferio norte de la esfera celeste. Fue descrita por Claudio Ptolomeo en el Almagesto (siglo II), formando parte de las 48 constelaciones antiguas. El origen de esta constelación está ligado a la Osa Mayor, ya que representa al guardián del animal. Su estrella principal llamada Arturo es la segunda más cercana a nuestro sistema solar.

Esta constelación ocupa una superficie de 906,8° cuadrados, en los que contiene un total de 289 objetos NGC, 1 objeto Caldwell y ningún objeto Messier. La estrella más brillante del Boyero es Arturo. En cuanto a su nomenclatura, su abreviatura es Boo, su nombre en latín es Bootes y su genitivo es Bootis. Tiene un total de 144 estrellas (de magnitud visual < 6,5).

Carta celeste de la constelación del Boyero
Carta celeste de la constelación del Boyero

Localización

El Boyero está situado tras la cola de la Osa Mayor. Basta seguir la curva descrita por las estrellas del timón del Carro para encontrar la estrella Arturo, la más luminosa del Boyero. El resto de la constelación se encuentra al norte de dicha estrella.

El Boyero tiene 7 constelaciones colindantes:

Coordenadas

La constelación del Boyero abarca una región del cielo comprendida entre 55° N y 8° N de declinación, y entre 14 horas 35 minutos y 15 horas 50 minutos de ascensión recta. Es íntegramente visible todo el año desde latitudes superiores a los 82° N y parte del año desde las regiones situadas entre 82° N y 35° S.

En latitudes como la de España, el Boyero es fácilmente visible durante toda la primavera, siendo el mes de junio el más ideal para observarla.

Estrellas notables

La estrella Alfa de la constelación del Boyero es Arturo o Arcturus, una estrella de magnitud 0. Se trata de una gigante roja que a simple vista aparece de color anaranjado. Es una de las estrellas que más rápidamente se mueven por el cielo en virtud de su movimiento de revolución en torno al centro de la galaxia. El movimiento propio medido es superior a los 2” por año. A esta velocidad recorre un ángulo equivalente al diámetro de la Luna llena en no mucho más de 800 años. Esta estrella es la tercera más brillante del firmamento después de Sirio y Canopus.

La estrella Izar o Epsilon Bootis también es conocida con el sobrenombre de Pulcherrima, que significa «la más preciosa». Fue designada así por el astrónomo Friedrich Georg Wilhelm von Struve al observar el hermoso contraste entre las dos estrellas. Se trata de una estrella binaria cuyos componentes tienen distinto color y luminosidad. La componente principal tiene un color amarillo anaranjado, con una magnitud aparente de 2,5, mientras que la secundaria es de un color blanco-azulado con una magnitud de 4,9. Para apreciar su belleza son necesarios telescopios con apertura mayor de 8 cm y un aumento elevado.

En el Boyero también hay otras estrellas múltiples que pueden observarse. Una de ellas es Mi Bootis, también llamada Alkalurops, y es una estrella de cuarta magnitud formada por tres estrellas muy próximas, que se pueden resolver con un telescopio de al menos 8 cm de apertura. Otra estrella similar es Xi Bootis, una estrella binaria formada por dos estrellas de magnitudes 4,7 y 6,9 respectivamente, que orbitan una alrededor de la otra en un período de 152 años.

Objetos notables

La constelación del Boyero no contiene objetos dignos de señalar, debido en primer lugar a que la constelación está alejada de la Vía Láctea y, en segundo lugar, al hecho de que las galaxias que se encuentran dentro de sus límites son poco luminosas y no presentan ningún interés en particular.

El único objeto que puede ser percibido sin excesivas dificultades con instrumentos de aficionados es el cúmulo globular NGC 5466, que brilla con magnitud aparente de 10,5. Se encuentra a 51.900 años luz de la Tierra y fue descubierto por William Herschel el 17 de mayo de 1784.

Un atractivo de la constelación del Boyero es la presencia de objetos de aparición fugaz como los meteoritos. Desde esta constelación se pueden observar numerosos meteoros cuya estela parece proceder de un punto situado en la constelación del Boyero. Dichos meteoros se llaman Cuadrántidas porque en el pasado la zona de donde parecían proceder estaba ocupada por el Cuadrante Mural, una constelación antigua que ya no es oficial.

Mitología

El Boyero es una constelación que aparece en leyendas muy antiguas. Según una de ellas, el Boyero representa a Icario, no al celebérrimo hijo de Dédalo, sino a un ciudadano de Atenas que hospedó a Dioniso. Éste, a cambio, le enseñó el arte del cultivo de la viña y de la preparación del vino.

Un día, Icario ofreció el vino a unos pastores que bebieron mucho hasta embriagarse; sus compañeros creyeron que habían sido envenenados y, para vengarse, mataron a Icario, que fue transformado en constelación por Júpiter o por el propio dios Dioniso.