El León (constelación)

La constelación del León se encuentra en el hemisferio norte de la esfera celeste, y está situada a unos 40° de la célebre constelación de la Osa Mayor. Fue descrita por Claudio Ptolomeo en el Almagesto (siglo II), formando parte de las 48 constelaciones antiguas y, concretamente, de las 12 constelaciones zodiacales. Su nombre está ligado a la expresión italiana «solleone», que indica la época más cálida del año, entre los meses de julio y agosto. Hace miles de años, el Sol se encontraba en esta constelación durante la canícula.

Esta constelación ocupa una superficie de 947,0° cuadrados, en los que contiene un total de 5 objetos Messier, 409 objetos NGC y 1 objeto Caldwell. La estrella más brillante del León es Régulo. En cuanto a su nomenclatura, su abreviatura es Leo, su nombre en latín es Leo y su genitivo es Leonis. Tiene un total de 123 estrellas (de magnitud visual < 6,5).

Carta celeste de la constelación del León
Carta celeste de la constelación del León
Leyenda de la carta celeste

Leyenda: en la carta celeste se muestra la cuadrícula de las coordenadas ecuatoriales. Las estrellas se representan en color blanco, y su tamaño se relaciona con su magnitud absoluta redondeada al entero más cercano. Las etiquetas de las estrellas siguen la denominación de Bayer. En algunas cartas celestes se ve representada la eclíptica en color azul claro.

Localización

La constelación del León se puede localizar a unos 40° al sur de la Osa Mayor. Se puede empezar a trazar su perfil partiendo de la estrella más luminosa, que representa la parte inferior del pecho, subiendo en dirección norte hacia la cabeza o moviéndose en dirección este (con el norte a la espalda) hacia la cola.

El León tiene 8 constelaciones colindantes:

Coordenadas

La constelación del León abarca una región comprendida entre 33° N y 6° S de declinación, y entre 9 horas 20 minutos y 11 horas 55 minutos de ascensión recta. El León es íntegramente visible parte del año desde regiones situadas entre 84° N y 57° S. Nunca es íntegramente visible por encima de 84° N ni por debajo de 57° S.

Al cabalgar sobre ambos hemisferios, la constelación no es íntegramente visible todo el año desde ningún punto de la Tierra. A latitudes como la de España, el León sólo es visible en un período muy limitado centrado en la primavera, cuando se encuentra a considerable altura en el horizonte meridional.

Estrellas notables

La estrella Alfa del León es Régulo, con una magnitud de 1,4, y que en latín significa «pequeño rey». El nombre se debe probablemente al hecho de que esta estrella está casi tocando la eclíptica, recorrido anual del Sol. Por ello, es frecuente que los planetas y la Luna pasen cerca de ella, como si en cierto modo le rindieran homenaje.

Régulo tiene una compañera de magnitud 8 que se puede observar con unos prismáticos. A diferencia de la estrella principal, de color azul, esta estrella es roja y más fría. El contraste de colores ofrece un notable espectáculo a quien observe el sistema con un telescopio.

La segunda estrella en luminosidad es Denébola o Beta Leonis, de magnitud 2,1, que representa la cola del León. Algieba o Gamma Leonis es una estrella doble muy interesante: las dos componentes, dos estrellas amarillas de magnitudes 2,3 y 3,5 orbitan la una de la otra en un tiempo del orden de varios siglos. Su máxima separación visible en el cielo tendrá lugar dentro de unos 100 años.

R Leonis es una estrella pulsante situada al oeste de Régulo, y atraviesa un período de inestabilidad que le obliga a “hincharse” y “deshincharse” periódicamente. Estas pulsaciones provocan una variación de luminosidad de la estrella, y en el período de un año pasa de tener una magnitud 4 a una magnitud 11. Como todas las estrellas variables, se designa por medio de una letra del alfabeto latino.

Objetos notables

La constelación del León contiene muchas galaxias brillantes. Las galaxias M65, M66 y NGC 3628 forman el «Triplete del León». También encontramos el «Grupo M96», formada por una cantidad de entre 8 y 24 galaxias, entre ellas tres objetos Messier: las galaxias M95, M96 y M105. Estas galaxias se encuentran debajo del cuerpo del León y sólo son visibles con telescopios con apertura mínima de 10 cm.

De estas seis galaxias, NGC 3628 es la más brillante, con una magnitud aparente de 9,4. Las galaxias M65 y M66 son de magnitud 10,3 y 9,7, respectivamente. Por su parte, M96 es la más brillante del «Grupo M96», con una magnitud aparente de 10,1. El Grupo M96 se encuentra a unos 37 millones de años luz de la Tierra.

En esta constelación también se encuentra otro objeto muy interesante con una magnitud de 9: la galaxia elíptica M105. Fue descubierta por Pierre Méchain en 1781 y se encuentra a una distancia de 38 años luz.

Mitología

La constelación del León representa el mítico León de Nemea, un animal al que no podía herir ningún arma y mucho menos matar, porque su piel era invulnerable. Según el antiguo relato griego, el león atacó y capturó a los habitantes de Nemea, que fueron rescatados por Hércules, el héroe invencible dotado de una fuerza sobrehumana.

Lámina antigua de la constelación del León
Ilustración de la constelación del León en el Atlas Coelestis de John Flamsteed (1729). El León se encuentra en el camino del Sol (eclíptica) marcada con una línea discontinua.

Enloquecido por Juno, Hércules mató a su mujer y a sus hijos. Como castigo, se le exigió el cumplimiento de doce empresas “imposibles”, los famosos doce trabajos. La primera fue el rescate de los habitantes de Nemea y la muerte del león. Hércules estranguló al animal y se hizo un manto con su piel.