El Tucán

La constelación del Tucán está situada en el hemisferio sur de la esfera celeste. Fue descrita por Johann Bayer en su atlas estelar Uranometria (año 1603), formando parte de las 13 constelaciones de Bayer. Representa al tucán, una especie de ave tropical de voluminoso pico que habita en Sudamérica. Al tratarse de una constelación moderna, no tiene mitología asociada que explique su origen.

Esta constelación ocupa una superficie de 294,6° cuadrados, en los que contiene un total de 63 objetos NGC, 2 objetos Caldwell y ningún objeto Messier. La estrella más brillante del Tucán es Alfa Tucanae. En cuanto a su nomenclatura, su abreviatura es Tuc, su nombre en latín es Tucana y su genitivo es Tucanae. Tiene un total de 45 estrellas (de magnitud visual < 6,5).

Carta celeste de la constelación del Tucán
Carta celeste de la constelación del Tucán

Localización

El Tucán está a occidente de la Hidra Macho, limita con el Ave Fénix y la Grulla al norte, y con el Indio al oeste. Por lo tanto, es una constelación rodeada de otras constelaciones sustancialmente más visibles que sirven de referencia.

El Tucán tiene 5 constelaciones colindantes:

Coordenadas

La constelación del Tucán pasa en oposición al Sol durante un periodo prolongado, entre finales del mes de agosto y finales del mes de noviembre, cuando se extiende más de seis horas en ascensión recta. No obstante, teniendo en cuenta que no se separa más de unos 30° del Polo Sur Celeste, su posición en el firmamento no cambia de forma significativa, excepto si un observador se encuentra en el ecuador terrestre. El Tucán está limitado entre las 22 horas 5 minutos y 1 hora 25 minutos de ascensión recta, y entre -57° y -75° de declinación, aproximadamente.

Estrellas notables

La estrella más brillante del Tucán es Alfa Tucanae, con una magnitud aparente de 2,9. Encontraremos esta estrella a sólo 30° del Polo Sur celeste, por lo que no es observable para un observador del hemisferio norte por encima de latitud 30°. Se trata de una gigante naranja que dista de nosotros unos 200 años luz. Además, es una binaria astrométrica: la segunda componente se ha detectado por cambios en el movimiento de la componente principal.

La segunda estrella más luminosa es Gamma Tucanae, con una magnitud de 4. También se trata de una estrella binaria. La componente principal es una estrella blanco-amarilla, mientras que la segunda componente es una enana amarilla con una magnitud de 6,65. Este sistema binario se encuentra a unos 75 años luz de nuestro sistema solar, aproximadamente.

Zeta Tucanae es la tercera estrella más brillante de la constelación del Tucán, con una magnitud aparente de 4,23. Esta estrella es una enana amarilla situada a 28 años luz de nosotros. Se trata en realidad de una estrella muy similar al Sol.

Otra binaria del Tucán es Kappa Tucanae, con una magnitud aparente de 4,25. Esta estrella forma un sistema cuádruple con otra estrella binaria llamada Gliese 55.1, y están separadas 5,3 minutos de arco.

La primera componente de Kappa Tucanae se llama Kappa Tucanae A y tiene una magnitud de 4,86, y la segunda componente se llama Kappa Tucanae B, con una magnitud de 7,58. Las dos componentes están separadas 6 segundos de arco y se encuentran a 68 años luz de nosotros.

Por su parte, las componentes de Gliese 55.1 tienen una magnitud de 7,74 y 8,32, y están separadas 1,12 segundos de arco. Esta estrella binaria está algo más alejada de nosotros que la anterior, ya que se encuentra a 86 años luz.

Beta Tucanae

Otro interesante complejo de estrellas es el de Beta Tucanae, formado por tres estrellas. Las dos componentes principales son Beta-1 Tucanae y Beta-2 Tucanae, de magnitudes 4,4 y 4,5 respectivamente, unidas físicamente por su recíproca atracción gravitatoria y fácilmente separables con prismáticos.

La tercera componente es Beta-3 Tucanae, con una magnitud de 5,1, está próxima sólo por efecto de perspectiva; mientras que las dos primeras están a 10 años luz de nosotros, la tercera se encuentra mucho más lejos, a 67 años luz.

Entre Beta-1 Tucanae y Beta-2 Tucanae existe una separación visual de 27 segundos de arco. La tercera componente, Beta-3 Tucanae está más alejada de las otras dos, pues está separada visualmente 9 minutos de arco.

Pero el sistema es todavía más complejo: Beta-1 Tucanae también se llama Beta Tucanae A, y es a su vez una estrella binaria con una compañera llamada Beta Tucanae B, situada a 2,5 segundos de arco y con una magnitud de 13,5.

Por su parte, Beta-2 Tucanae también es una estrella binaria, cuyas componentes se llaman Beta Tucanae C y Beta Tucanae D, separadas entre sí 0,5 segundos de arco y con unas magnitudes de 4,8 y 6, respectivamente.

Por su fuera poco, Beta-3 Tucanae es también una estrella binaria formada por dos componentes con unas magnitudes aparentes de 5,8 y 6, respectivamente, y separadas entre sí 0,1 segundos de arco.

Objetos notables

En la constelación del Tucán podemos destacar el objeto NGC 292, también conocido con el nombre de Pequeña Nube de Magallanes, una galaxia irregular. Se trata de una galaxia satélite de la Vía Láctea situada a unos 200.000 años luz de nosotros.

Es uno de los objetos más lejanos visibles a simple vista, luciendo como una mancha luminosa con un diámetro aproximado de 3,5°. A medida que se observa con instrumentos de diámetro progresivamente mayor, se ven cada vez más detalles, tales como cúmulos y nebulosas.

Otro objeto notable es NGC 104, conocido también como 47 Tucanae. Se trata de un cúmulo globular que también puede verse a simple vista, y se encuentra mucho más próximo que el anterior, sólo a 16.700 años luz de distancia. Por tanto, se trata de un cúmulo perteneciente a la Vía Láctea.

Este cúmulo se nos presenta como una estrella desenfocada de cuarta magnitud. De hecho, es el segundo cúmulo más brillante de la bóveda celeste después de Omega Centauri (NGC 5139). Fue descubierto por Lacaille en 1751.

NGC 362 (o Caldwell 104) también es un cúmulo estelar situado en la constelación del Tucán. Es visible a simple vista en cielos muy oscuros, y se ve impresionante mediante el uso de un telescopio. Su magnitud aparente es de 6,4 y se encuentra a unos 27.000 años luz de nosotros. Fue descubierto por James Dunlop en 1826.

Mitología

El Tucán es una constelación moderna que no tiene mitología asociada a su creación. Johann Bayer tuvo la intención de inmortalizar la curiosa ave de gran pico que habita en la América del Sur. Es una constelación que forma parte del colectivo de las «aves del sur», junto con el Pavo, el Ave Fénix, la Grulla y el Ave del Paraíso.