La Corona Austral

La constelación de la Corona Austral se encuentra en el hemisferio sur de la esfera celeste. Fue descrita por Claudio Ptolomeo en el Almagesto (siglo II), formando parte de las 48 constelaciones antiguas. Lo mismo que el hemisferio boreal, también el austral tiene su diadema de estrellas, representada en esta constelación de débil luminosidad. Se trata de una constelación pequeña y con pocos objetos.

Esta constelación ocupa una superficie de 127,7° cuadrados, en los que contiene un total de 5 objetos NGC, 2 objetos Caldwell y ningún objeto Messier. La estrella más brillante de la Corona Austral es Alfecca Meridiana. En cuanto a su nomenclatura, su abreviatura es CrA, su nombre en latín es Corona Australis y su genitivo es Coronae Australis. Tiene un total de 46 estrellas (de magnitud visual < 6,5).

Carta celeste de la constelación de la Corona Austral
Carta celeste de la constelación de la Corona Austral

Localización

Aunque no es una constelación muy luminosa, la Corona Austral puede localizarse fácilmente observando la región de la bóveda celeste que se encuentra al sur de otra constelación mucho más grande y conocida, la de Sagitario. Bajo el luminoso arco que el arquero celeste mantiene tenso, puede verse un semicírculo de pequeñas estrellas de cuarta y quinta magnitud que le dan forma a la Corona Austral.

La Corona Austral tiene 4 constelaciones colindantes:

Coordenadas

Si nos situamos en latitudes meridionales, en verano podremos observar cómodamente la constelación de la Corona Austral. De hecho, agosto es el mejor mes del año para observarla. Abarca una región del cielo comprendida entre las 17 horas 55 minutos y las 19 horas 15 minutos de ascensión recta, y entre -37° y -46° de declinación, aproximadamente.

Estrellas notables

La estrella más luminosa de la constelación de la Corona Austral es Alfecca Meridiana o Alfa Coronae Australis, con una magnitud aparente de 4,1. El nombre de Alfecca significa «la que brilla en el agujero», en árabe; mientras que Meridiana proviene del latín y hace referencia a su posición en el hemisferio meridional. Se trata de una estrella blanca situada a 130 años luz de nuestro sistema solar.

La segunda estrella más brillante es Beta Coronae Australis, con una magnitud de 4,12, muy similar a la de la estrella Alfa de esta constelación. Pero en este caso se trata de una estrella gigante naranja que dista de nosotros unos 510 años luz. Esta estrella se encuentra cerca de la Nube molecular de Corona Australis, una extensa región de nacimiento y formación estelar.

Pero más interesante es Gamma Coronae Australis, un sistema binario en el que dos estrellas, ambas de magnitud 5, orbitan una alrededor de la otra en un período de 120 años. Cuando están en máxima proximidad, para separarlas se necesitan instrumentos con una apertura de al menos 10 cm. La magnitud aparente global del sistema es de 4,2, y se encuentra a 56 años luz de nosotros.

Épsilon Coronae Australis también es una estrella binaria, con una magnitud aparente de 4,8 y situada a 98 años luz del sistema solar. Las dos componentes están tan cerca la una de la otra que son una binaria de contacto. Como casi todas las binarias de contacto, es también una variable de tipo W Ursae Majoris; con lo cual, su luminosidad oscila entre las magnitudes 4,7 y 5 en poco más de 12 horas.

Otro par de estrellas es el que forman Kappa-1 Coronae Australis y Kappa-2 Coronae Australis, con una magnitud aparente de 6,3 y 5,7, respectivamente. Sin embargo, estas dos estrellas no tienen ningún vínculo gravitatorio y son indistinguibles con pequeños telescopios. Están separadas por unos veinte segundos de arco.

También es notable la estrella Zeta Coronae Australis, con una magnitud aparente de 4,7. Esta estrella está rodeada por un disco circunestelar de polvo. Es la sexta más brillante de la constelación y se encuentra a 184 años luz del sistema solar.

Objetos notables

La constelación de la Corona Austral es muy pobre en objetos interesantes, aunque destacan el cúmulo globular NGC 6541 y la nebulosa planetaria NGC 6729.

El objeto NGC 6541 es un cúmulo globular con una magnitud aparente de 6,3. Si se observa con un telescopio pequeño, se observa un pequeño disco nebuloso. Está situado a una distancia de 15.000 años luz de nuestro sistema solar.

El objeto NGC 6729 es una nebulosa de reflexión y emisión con forma de abanico, que se encuentra a unos 424 años luz de distancia. Esta nebulosa es parte de uno de los viveros estelares más cercanos a la Tierra. Fue descubierta por el astrónomo alemán Johann Friedrich Julius Schmidt en 1861.

Mitología

La Corona Austral es una constelación cuya introducción se remonta a la antigüedad, época en que fue citada por muchos autores clásicos. Su posición en el firmamento la hace observable desde las regiones que habitaron los primeros astrónomos, y seguramente su forma característica avivó la fantasía de los antiguos observadores.

A pesar de todo, no parece que esté ligada a ningún mito, sino que más bien se identifica con una guirnalda de hojas que con una auténtica corona. Su situación cerca de Sagitario hace pensar que tal guirnalda cayó de la cabeza del mitológico inventor del tiro con arco.