La Lira

La constelación de la Lira está situada en el hemisferio norte de la esfera celeste. Fue descrita por Claudio Ptolomeo en el Almagesto (siglo II), formando parte de las 48 constelaciones antiguas. La Lira está dominada por Vega, uno de los tres vértices del Triángulo de verano, y representa una arpa muy empleada en la antigüedad.

Esta constelación ocupa una superficie de 286,5° cuadrados, en los que contiene un total de 2 objetos Messier, 34 objetos NGC y ningún objeto Caldwell. La estrella más brillante de la Lira es Vega. En cuanto a su nomenclatura, su abreviatura es Lyr, su nombre en latín es Lyra y su genitivo es Lyrae. Tiene un total de 73 estrellas (de magnitud visual < 6,5).

Carta celeste de la constelación de la Lira
Carta celeste de la constelación de la Lira

Localización

La constelación de la Lira se puede localizar a partir de su estrella más brillante, Vega, que se encuentra aproximadamente a 20° en dirección suroeste de otra estrella de notable importancia, Deneb, la cola del Cisne, una constelación vecina de la Lira. El resto de la constelación está reunido alrededor de Vega. El Cisne queda a su izquierda y Hércules a su derecha.

La Lira tiene 4 constelaciones colindantes:

Coordenadas

La constelación de la Lira abarca una región del cielo comprendida entre 25° N y 47° N de declinación, y entre 18 horas 10 minutos y 19 horas 30 minutos de ascensión recta. Es una constelación íntegramente visible durante todo el año desde latitudes situadas más al norte que 65° N, y parte del año desde las regiones comprendidas entre 65° N y 43° S. Desde latitudes más al sur que 43° S nunca se puede ver de forma completa.

Estrellas notables

La estrella más brillante de la Lira es Vega o Alfa Lyrae, según la denominación de Bayer. Tiene una magnitud de 0. Por su luminosidad aparente viene después de Arturo —la estrella más brillante del Boyero— con la que rivaliza en el cielo.

El satélite IRAS, que ha efectuado observaciones en el infrarrojo, ha revelado la presencia de un anillo de polvo alrededor de Vega, indicio de una posible presencia de planetas o de un disco protoplanetario (planetas en formación). Vega también es importante porque, debido a la precesión de los equinoccios, dentro de 12.000 años será la estrella Polar.

Sheliak o Beta Lyrae es una estrella binaria eclipsante de magnitud 3,5 cuyas componentes son de colores diferentes. Para separar las dos estrellas, que tienen una magnitud aparente de 3,5 y 8,6 respectivamente, basta un pequeño telescopio. Pero la componente principal también es una estrella variable que oscila regularmente entre las magnitudes 3,3 y 4,3.

El motivo de la variabilidad de Sheliak es la presencia de una compañera tan cercana que no puede separarse ni con los telescopios más potentes, pero su presencia se deduce por sus recíprocos eclipses con la estrella principal. En realidad, estas dos estrellas que parecen una de sola están tan próximas que se intercambian continuamente la materia que las forma: se trata de un sistema de estrellas de contacto, que proyectan al espacio grandes cantidades de gas.

A pesar de las peculiaridades de Vega y Sheliak, la estrella que llama más la atención es Épsilon Lyrae, con una magnitud aparente de 5. Con una visión muy buena se puede apreciar a simple vista que está formada por dos astros muy próximos, aunque esta visión es más fácil con unos prismáticos.

Un telescopio de 10 cm de apertura y de gran aumento muestra que las dos estrellas que componen Épsilon Lyrae está a su vez formadas por un par de pequeñas estrellas, con un total de cuatro estrellas. Estas cuatro estrellas que componen Épsilon Lyrae están ligadas por la recíproca atracción gravitatoria.

RR Lyrae es el prototipo de una clase de estrellas variables y regulares que se caracterizan por períodos del orden de un día terrestre. Esta estrella varía entre las magnitudes aparentes de 7,1 y 8.

Objetos notables

En la constelación de la Lira encontramos el objeto M57, una famosa nebulosa planetaria situada a mitad de camino entre las estrellas Beta Lyrae y Gamma Lyrae, cuya forma le ha dado el nombre de nebulosa del Anillo. Se encuentra a 2.300 años luz de la Tierra y fue descubierta por el mismo Charles Messier el 31 de enero de 1779. Tiene una magnitud aparente de 8,8.

Otro objeto notable de la constelación de la Lira es el cúmulo globular M56, con una magnitud aparente de 8,3. También fue descubierto por Messier en el año 1779 y se encuentra a unos 32.900 años luz de nuestro sistema solar.

Mitología

La Lira representa el instrumento musical con el que Orfeo —el hombre del canto melodioso, que incluso podía conmover las piedras— acompañaba sus canciones. La leyenda quiere que esta pequeña arpa fuera la primera que se construyó y que la había hecho Mercurio.

El sonido de esta lira debía de ser muy dulce, porque Mercurio logró apaciguar a Apolo, a quien había robado ganado, proponiéndole a cambio el instrumento como resarcimiento del robo. Después, Apolo regaló la pequeña arpa a Orfeo.

Entre otras cosas, este último se sirvió de ella para convencer a Plutón, rey del reino de los muertos, de que le devolviera a su esposa, Eurídice. Sin embargo, la historia no tuvo un final feliz, porque Orfeo no pudo resistir la tentación de mirar a su amada antes de volver a la superficie, contraviniendo así al pacto estipulado con Plutón y perdiendo a su mujer para siempre.