Nicolás Copérnico y el modelo heliocéntrico

Nicolás Copérnico nació en Toruń (Polonia) el 19 de febrero de 1473 y falleció en Frombork (Polonia) el 24 de mayo de 1543. Copérnico fue un astrónomo polaco que hizo una gran aportación a la revolución científica del Renacimiento: formuló el modelo heliocéntrico, descrita anteriormente por Aristarco de Samos.

Nicolás Copérnico elaborando su modelo heliocéntrico
Nicolás Copérnico elaborando su modelo heliocéntrico junto a una esfera armilar. Esta litografía fue realizada por Jean-Leon Huens.

La teoría heliocéntrica de Copérnico, con el Sol en el centro del Universo, ha demostrado que los movimientos observados de los cuerpos celestes se pueden explicar sin suponer que la Tierra está quieta en el centro. Copérnico se convirtió en un símbolo de la historia de la ciencia, y su legado se conoce como la «Revolución copernicana» o la «Revolución de Copérnico».

Copérnico es considerado como el «fundador de la astronomía moderna» por haber establecido las bases que, más adelante, permitirían a Galileo Galilei, Johannes Kepler e Isaac Newton culminar la «Revolución copernicana», es decir, pasar del Universo geocéntrico al Universo heliocéntrico.

El origen étnico de Copérnico

El padre de Copérnico, también llamado Nicolás, era un comerciante de habla alemana en la ciudad de Toruń, que tras la guerra de los Trece Años (1466) los Caballeros Teutónicos cedieron la soberanía de la ciudad al Reino de Polonia. En el siglo XVI, Polonia era una fuerza política importante, mientras que la zona alemana era un mosaico de ducados y principados.

Más tarde, en el período 1795-1918, los roles se invirtieron y Polonia apenas existió como país independiente. Debido a esto, gran parte de la erudición emergente de Copérnico fue realizada por autores alemanes. Con el restablecimiento de Polonia después de la Primera Guerra Mundial, tuvo lugar una amarga batalla intelectual sobre los orígenes étnicos de Copérnico.

La ortografía del apellido Copérnico se convirtió en una consigna política: los alemanes defendían que se deletrea como «Koppernigk», mientras que los polacos lo deletreaban como «Copernik». En el manuscrito más antiguo firmado por Copérnico, deletreaba su nombre como «Copernik» en su autógrafo, pero en ocasiones se mostraba indiferente y lo deletreaba como «Coppernicus», en latín. Más adelante pasaría a usar una sola ‘p’: «Copernicus».

Formación y profesión

Cuando Copérnico tenía 10 años su padre falleció y se quedó huérfano. Su tío materno, Lucas Watzenrode, que estaba logrando grandes avances en la política eclesiástica, se convirtió en su tutor y lo envió a la Universidad de Cracovia (período 1491-1495), donde estudió astronomía, matemáticas y filosofía.

En el período 1496-1499, Copérnico siguió su formación en la Universidad de Bolonia (Italia), donde cursó derecho canónico, medicina, griego y filosofía; recibió la influencia del humanismo italiano y trabajó como asistente del astrónomo Domenico da Novara. En 1500 estudió astronomía en Roma.

En 1501, Copérnico regresó a su país y fue nombrado canónigo de la catedral de Frombork. Cabe destacar que estuvo notablemente influenciado por la carrera eclesiástica de su tío Lucas, que además se había convertido en obispo de Warmia. Copérnico pasó su vida como eclesiástico célibe.

La catedral de Frombork
La catedral de Frombork.

Con permiso de los canónigos, Copérnico regresó a Italia para estudiar en la Universidad de Padua (período 1501-1503), donde estudió medicina. No obstante, antes de terminar la carrera, fue brevemente a la Universidad de Ferrara para completar sus exámenes para el grado de Doctor en derecho canónico.

Cuando Copérnico regresó a Polonia trabajó como secretario personal y médico de su tío Lucas en el Palacio Episcopal de Lidzbark (Heilsberg), durante los años 1503-1510. Con su creciente interés en la astronomía, Copérnico intentó no ascender en los puestos eclesiásticos. A partir de 1510, su residencia estuvo en Frombork, instalado en una torre del recinto de la catedral.

La formulación del modelo heliocéntrico

No se sabe con exactitud cuándo Copérnico formuló la teoría heliocéntrica, pero la evidencia apunta al período 1510-1512. En 1514 escribió el Commentariolus («Pequeños comentarios»), un bosquejo de cuarenta páginas, y distribuyó copias entre sus amigos. Así se hizo conocido entre sus contemporáneos.

Cuando en 1515 se imprimió el texto completo en latín del Almagesto (el tratado de Claudio Ptolomeo), Copérnico debió comprende que necesitaba realizar observaciones críticas sobre un buen número de años para confirmar o modificar los parámetros de las órbitas planetarias.

En consecuencia, durante los siguientes 15 años, Copérnico esperó su momento, haciendo las observaciones ocasionales requeridas. En su investigación usó 27 de sus propias observaciones y 45 observaciones extraídas del Almagesto. Se cree que seguramente hizo muchas más observaciones.

Como es obvio, Copérnico no hizo ningún intento de hacer observaciones diarias o semanales, sino sólo en momentos críticos, cuando las configuraciones geométricas de los planetas se prestaban a la determinación de los parámetros orbitales.

Nicolás Copérnico dibujado por Jan Matejko
Nicolás Copérnico pintado por Jan Matejko en 1873.

En las décadas de 1520 y 1530, Copérnico se hizo cargo de una gran variedad de asuntos del Cabildo de la Catedral, entre los que se incluía la organización de defensas contra las invasiones de los Caballeros Teutónicos (1520-1525) y la elaboración de documentos relacionados con la reforma monetaria.

La expansión del pensamiento copernicano

Copérnico continuó trabajando en su tratado astronómico, pero mostró reticencias a la publicación a pesar de la presión de sus compañeros canónigos, que apenas entendían los aspectos técnicos. Consciente de la novedad de sus ideas, tuvo miedo de las críticas en caso de hacerse públicas.

Esta situación comenzó a cambiar en 1539, cuando un joven matemático entusiasta de la Universidad de Wittenberg, Georg Joachim von Lauchen —más conocido como Rheticus—, llegó para una visita puntual y se convirtió en discípulo de Copérnico. Rheticus publicó con permiso un “primer informe” sobre el sistema heliocéntrico: Narratio prima de libris revolutionum Copernici, Danzig, 1540.

La recepción favorable de ese breve relato animó finalmente a Copérnico a publicar su gran obra: De revolutionibus orbium coelestium («Sobre las revoluciones de las esferas celestes»), aunque faltaban detalles. Rheticus llevó la obra de Copérnico a Núremberg, donde fue impresa por Johannes Petreius.

El sistema copernicano (modelo heliocéntrico)
El sistema copernicano (modelo heliocéntrico)

A medida que avanzaba la impresión, Copérnico recibía las páginas y marcaba cuidadosamente los errores para incluirlos en una hoja de fe de erratas. La impresión de su gran obra se completó en abril de 1543. Se sabe que Copérnico recibió las últimas páginas el mismo día de su muerte.

La gran obra de Copérnico

El trabajo de Copérnico se dividió en seis libros bajo el título De revolutionibus orbium coelestium («Sobre las revoluciones de las esferas celestes»):

  • Libro I: Visión general de la teoría heliocéntrica.
  • Libro II: Principios de la astronomía esférica (argumentos de base).
  • Libro III: Movimientos aparentes del Sol y fenómenos relacionados.
  • Libro IV: Movimientos orbitales de la Luna y su descripción.
  • Libro V: Explicación concreta del nuevo sistema.
  • Libro VI: Explicación concreta del nuevo sistema (continuación).

En el primer 4% del tratado, Copérnico presentó su nueva cosmología heliocéntrica, dando sus argumentos en contra de la antigua opinión sobre la inmovilidad de la Tierra y destacando sus dos evidencias más convincentes a favor de la disposición de los planetas alrededor del sol.

En primer lugar, el sistema heliocéntrico proporcionó una explicación natural para el conocido movimiento retrógrado de los planetas. En segundo lugar, la unificación de las órbitas colocó automáticamente el planeta más rápido (Mercurio) más cerca del Sol y el planeta más letárgico (Saturno) más alejado del Sol.

El restante 96% del tratado comprendía reglas y tablas trigonométricas, un extenso catálogo de estrellas adaptado de Ptolomeo, una determinación detallada de parámetros planetarios de observaciones antiguas y modernas, y tablas a partir de las cuales se podían hacer predicciones.

El prólogo de Andreas Osiander

El filósofo luterano Andreas Osiander añadió un prólogo anónimo al tratado en el que decía que todo el trabajo es meramente hipotético y destinado a facilitar el cálculo. Cuando lo vio el amigo de Copérnico, Tiedemann Giese, se opuso diciendo que era contrario a las creencias del autor.

A pesar de que Andreas Osiander fue muy criticado por su acción, tuvo el efecto deseado de proteger el libro de los críticos religiosos. En varias copias, Rheticus tachó la introducción de Osiander. No obstante, en 1616, la censura de la iglesia terminaría prohibiendo el libro de Copérnico.

Cronología resumida de la vida de Copérnico

La siguiente tabla muestra de forma resumida los eventos más significativos de la vida de Copérnico, ordenados cronológicamente.

Año Suceso
1473 Copérnico nace en Toruń el 19 de febrero.
1483 Fallece su padre y su tío se hace cargo de él.
1491 Comienza a estudiar en la Universidad de Cracovia.
1496 Comienza a estudiar en la Universidad de Bolonia.
1501 Regresa a su país y es nombrado canónigo de la catedral de Frombork.
Regresa a Italia y comienza a estudiar en la Universidad de Padua.
1503 Regresa a Polonia y trabaja como secretario personal de su tío Lucas.
1510 Establece su residencia en Frombork, en una torre de la catedral.
1514 Escribe «Pequeños comentarios».
1539 Rheticus se convierte en su discípulo.
1540 Rheticus publica Narratio prima de libris revolutionum Copernici.
1543 Copérnico fallece en Frombork el 24 de mayo.

Publicaciones de Copérnico

  • 1514: Commentariolus («Pequeños comentarios»).
  • 1521: Locationes mansorum desertorum («Ubicaciones de los desiertos»).
  • 1526: Monetae cudendae ratio («Sobre la acuñación de monedas»).
  • 1543: De revolutionibus orbium coelestium («Sobre las revoluciones de las esferas celestes»), publicación póstuma.