El planeta Venus

Venus es el segundo planeta en orden de distancia al Sol, el segundo de los planetas telúricos y también es el más cercano a la Tierra. En algunas noches aparece como el objeto más brillante y visible en el cielo, tanto en el crepúsculo como en el amanecer. En ocasiones ha sido confundido por un OVNI.

La fuerte luminosidad de Venus se debe a dos factores: el primero es por la proximidad a nuestro planeta, y el segundo es porque tiene una gran capacidad de reflejar la luz del Sol. El albedo de Venus es de 0,76, lo que significa que el planeta refleja el 76% de la luz solar. Este porcentaje es el máximo que podemos encontrar en el sistema solar, y es debido a la capa de nubes que siempre hay en su atmósfera.

El planeta Venus
Foto de Venus en color real tomada por la sonda Mariner 10 y procesada de nuevo el día 8 de junio de 2020. Crédito de imagen [1]: NASA/JPL-Caltech.

Características físicas de Venus

Masa 4,87×1027 g
Radio ecuatorial 6.051 km
Densidad media 5,25 g/cm3
Masa (Tierra = 1) 0,82
Volumen (Tierra = 1) 0,857
Densidad (Tierra = 1) 0,95
Periodo de rotación 243 días 0 horas 14 minutos (movimiento retrógrado)

Entre todos los planetas del sistema solar, el planeta Venus es el más parecido a la Tierra en tamaño y estructura. Su radio es de 12.100 km de distancia, muy parecido al radio de nuestro planeta. A pesar de esta afinidad, es poco probable que el hombre llegue a aterrizar sobre su superficie debido a las altas temperaturas y a la composición de su densa y venenosa atmósfera, formada en su mayor parte por dióxido de carbono. La presión al nivel de la superficie es 90 veces superior a la presión atmosférica en la superficie terrestre.

Órbita y rotación

Venus tiene unas características muy particulares dentro del sistema solar: aparte de Urano, es el único planeta que gira alrededor de su eje de este a oeste. Los astrónomos llaman al movimiento contrario de Venus movimiento retrógrado.

La velocidad de rotación de este planeta es baja. Tarda 243 días en completar un giro completo sobre su eje, y 225 días en dar la vuelta al Sol siguiendo una órbita casi circular. Esto significa que un día en Venus dura más que un año venusiano. Es el planeta que posee el día más largo del sistema solar.

Estructura interna

La estructura interna de Venus se divide en tres partes:

  1. Núcleo (radio = 3.200 km)
  2. Manto (espesor = 2.800 km)
  3. Corteza (espesor = 20 km)

Actualmente existe poca información acerca de la estructura interna de Venus debido a la falta de datos sísmicos. No obstante, teniendo en cuenta el parecido en tamaño y densidad entre Venus y la Tierra, se considera que el interior de Venus debería tener una estructura similar a la de nuestro planeta.

Por lo tanto, la estructura de Venus debería tener una corteza exterior, un manto de material fundido y un núcleo interior ferroso. La hipótesis prevaleciente es la que asigna un espesor de 3.200 km al núcleo, de 2.800 km al manto y de 20 km a la corteza superficial.

El campo magnético de Venus es muy débil comparado con el de otros planetas del sistema solar. Esto se debe a su lenta rotación, que es insuficiente para formar una “dinamo interna” de hierro líquido.

La superficie

La superficie de Venus es parecida a un desierto rocoso inmerso en una luz amarillenta, en el que los colores predominantes son el anaranjado y el marrón del terreno. Ésta no puede ser observada desde la Tierra debido a su densa atmósfera. Sin embargo, gracias a la aportación fundamental de la sonda Magellan enviada a Venus en agosto de 1990 se empezó a construir un mapa de su superficie mucho más preciso que los mapas logrados con las aportaciones de anteriores sondas.

El Monte Maat
Perspectiva en 3D del Monte Maat, con la escala horizontal multiplicada por 22,5. Esta imagen se realizó el 14 de marzo de 1996 basándose en imágenes de radar de la sonda Magellan. Crédito de imagen [2]: NASA/JPL.

Las sondas enviadas, y en especial la Magellan, descubrieron que en Venus hay una actividad volcánica importante. La densa atmósfera del planeta erosiona muy rápidamente la parte superficial del magma, dejando al descubierto una capa de sulfuro de hierro. La composición de las rocas de Venus es similar a las rocas basálticas terrestres, y los fenómenos tectónicos son tan variados que hacen suponer una historia geológica muy compleja.

Casi todas las características superficiales de Venus se apodan en honor a las mujeres históricas y mitológicas. Solamente existen unas pocas excepciones, como el Monte Maxwell y dos regiones elevadas: Alfa Regio y Beta Regio. Estas regiones se apodaron antes de que la UAI (Unión Astronómica Internacional) adoptase el sistema de nombramiento actual.

Geografía: los continentes del planeta Venus

Se han identificado dos grandes regiones en Venus que podrían asociarse al concepto de continentes porque están a una altura mayor que la del nivel medio del terreno. Estas zonas se llaman la Tierra de Ishtar y la Tierra de Afrodita. La primera se encuentra en el hemisferio norte y la segunda a caballo del ecuador hacia el sur.

La Tierra de Ishtar tiene una extensión ligeramente inferior a la de Estados Unidos y en ella se alzan los picos más altos del planeta, los montes Maxwell, que alcanzan una altura de 11 kilómetros.

La Tierra de Afrodita es más extensa y tiene una superficie mayor que África. De ella surge el Monte Maat, un volcán de 8 km de altura, alrededor del cual se extienden sobre la llanura coladas de lava recientes, que atestiguan la presencia de actividad volcánica en Venus.

La atmósfera

Su atmósfera está compuesta prácticamente por dióxido de carbono, en un 96,5% del total. El 3,5% restante es nitrógeno con trazas de oxígeno, monóxido de carbono, argón y dióxido de azufre. Dado que los componentes de la atmósfera venusiana son bastante pesados, es evidente que la presión en el suelo es mucho mayor que la de la Tierra, siendo ésta de 90 a 95 atmósferas. Un astronauta sometido a esta presión sería aplastado al instante.

Además, esta mezcla de gases es muy venenosa para un ser humano. Esta densa atmósfera y su composición provocan un efecto invernadero muy acentuado, haciendo que su temperatura llegue hasta los 475 °C. Este hecho provoca que Venus sea más caliente que Mercurio a pesar de encontrarse al doble de distancia al Sol y de recibir solamente el 25% de su radiación solar.

El planeta Venus
Imagen de Venus con falso color utilizando dos canales ultravioleta de la cámara UVI instalada en la sonda japonesa Akatsuki. Fecha de la imagen: 17 de mayo de 2016. Con este tipo de imágenes se pueden diferenciar fácilmente los principales componentes químicos de la atmósfera venusiana. Crédito de imagen [3]: JAXA/ISAS/DARTS/Damia Bouic.

Los fuertes vientos de la zona atmosférica superior pueden alcanzar los 350 km/h, a pesar de que cerca del suelo, los vientos son mucho más lentos y no alcanzan los 5 km/h debido a un alto incremento de la presión atmosférica. Las nubes de Venus son gruesas y están compuestas principalmente de dióxido de azufre y ácido sulfúrico.

Referencias bibliográficas

  1. NASA: https://photojournal.jpl.nasa.gov/catalog/PIA23791
  2. NASA: https://photojournal.jpl.nasa.gov/catalog/pia00254
  3. JAXA: http://akatsuki.isas.jaxa.jp/en/