Fases lunares

Las fases lunares son los cambios de apariencia que la Luna presenta cuando una porción de su superficie queda iluminada por el Sol. La porción iluminada de la superficie de la Luna es observable desde la Tierra, y va cambiando de forma gradual según su posición con respecto a la Tierra y el Sol.

La mitad de la Luna que está mirando al Sol siempre está iluminada, pero la porción de este hemisferio iluminado que es visible por un observador situado en la Tierra puede cambiar del 100% (Luna llena) hasta el 0% (Luna nueva). En el medio de estas dos fases hay el cuarto menguante y el cuarto creciente. El ciclo completo de las fases lunares se conoce por el nombre de lunación, y dura un periodo de 29,53 días, conocido como periodo sinódico.

Luna creciente
Luna en fase creciente. Foto realizada el 7 de marzo de 2013.
Crédito de imagen: Pablo Contreras.

Los nombres de las fases lunares

Los nombres de las cuatro principales fases lunares son: Luna nueva (o novilunio), Luna creciente, Luna llena (o plenilunio) y Luna menguante (o Luna vieja). No obstante, existen otras fases intermedias que no se han popularizado y que, por lo tanto, habitualmente no se usan. Estas son las nueve fases de la Luna:

  1. 🌑 Luna nueva. La primera fase lunar corresponde a la Luna nueva real. Normalmente es muy difícil de ver esta fase a simple vista, ya que se encuentra oculta tras el resplandor solar. Se puede observar de forma excepcional cuando ocurre un eclipse total de Sol.

  2. 🌒 Luna creciente. La segunda fase lunar sucede dos días después de la primera fase y corresponde a la Luna nueva visible. La Luna hace su primera aparición en el cielo.

  3. 🌓 Cuarto creciente. La tercera fase lunar sucede cuatro días después de la segunda fase. En esta fase puede verse que tiene el 50% de su hemisferio visible iluminado por el Sol.

  4. 🌔 Luna gibosa creciente. En la cuarta fase lunar, la superficie de la Luna que está iluminada por el Sol va incrementando gradualmente, pasando de ser sólo la mitad hasta quedar llena (siguiente fase).

  5. 🌕 Luna llena. Quinta fase. Cuando toda la superficie visible de la Luna ha quedado iluminada por el Sol, quedando un círculo completo, se dice que es Luna llena. Esta fase marca la mitad de la lunación: 14,77 días.

  6. 🌖 Luna gibosa menguante. La sexta fase sucede dos días después de la Luna llena, en la que empieza a decrecer por el otro lado del disco. El aspecto de la Luna es muy parecido al de la cuarta fase, pero invertido.

  7. 🌗 Cuarto menguante. Con la séptima fase del cuarto menguante sucede exactamente lo mismo que con la tercera fase, pero en sentido contrario: queda iluminado el 50% de la otra mitad de su hemisferio.

  8. 🌘 Luna menguante. La octava fase también es conocida como Luna vieja, y es idéntica a la segunda fase pero en sentido contrario. Su superficie se oscurece de forma gradual hasta acercarse a la Luna negra.

  9. 🌑 Luna negra. La novena fase lunar es la última de las fases visibles desde la Tierra. Comienza un nuevo ciclo de fases lunares o lunación.

Las fases de la Luna
Las fases de la Luna vistas desde el hemisferio norte de la Tierra.

Cuando la Luna se encuentra entre nosotros y el Sol resulta invisible porque los rayos solares se reflejan en la cara oculta de la Luna. Este momento corresponde a la fase de Luna nueva. Cuando nuestro satélite empieza a moverse a nuestro alrededor, se empieza a reflejar la luz del Sol hacia la Tierra que va aumentando de tamaño hasta el cuarto creciente (queda iluminada media cara).

Después la Luna sigue moviéndose a nuestro alrededor hasta que llega en la fase de la Luna llena, que corresponde al momento de oposición al Sol y que queda detrás de la Tierra. Toda la luz de los rayos solares se reflejan en la Luna. Finalmente la parte iluminada va decreciendo, pasando por la fase de cuarto menguante, en la que la otra mitad de la cara queda iluminada y hasta llegar de nuevo en la fase de Luna nueva.

Diagrama de las fases lunares
Diagrama circular de las fases lunares, vistas desde el hemisferio norte. En este diagrama se puede apreciar con claridad como un observador situado en la Tierra puede ver la porción iluminada de la Luna según su ángulo y posición con respecto a la Tierra y el Sol. Los tamaños están a escala, pero las distancias no.

Cuando es Luna nueva, la Luna queda alineada justo entre la Tierra y el Sol, formando un ángulo de 0° (🌑) y su cara visible queda en penumbra. Cuando es Luna creciente, forma un ángulo de 90° (🌓) y queda iluminada la mitad derecha. Cuando es Luna llena, forma un ángulo de 180° (🌕) y toda su cara visible queda iluminada. Finalmente, cuando es Luna menguante, forma un ángulo de 270° (🌗) y queda iluminada su mitad izquierda.

Las fases según la latitud terrestre

Las fases lunares presentan una apariencia inversa dependiendo de si el observador se encuentra en el hemisferio norte de la Tierra o en el hemisferio sur. La Luna nueva y la la Luna llena se verán exactamente igual. Pero el resto de fases se verán invertidas o rotadas 180° entre un hemisferio y el otro.

En las fases segunda, tercera y cuarta, desde el hemisferio norte se verá iluminada la parte derecha de la Luna, mientras que desde el hemisferio sur se verá iluminada la parte izquierda. Y al revés: en las fases sexta, séptima y octava, desde el hemisferio norte se verá iluminada una porción del lado izquierdo del disco lunar, mientras que desde el hemisferio sur se verá iluminada la parte derecha.

Fase lunar Hemisferio norte Hemisferio sur
Luna nueva 🌑 🌑
Luna creciente 🌒 🌘
Cuarto creciente 🌓 🌗
Luna gibosa creciente 🌔 🌖
Luna llena 🌕 🌕
Luna gibosa menguante 🌖 🌔
Cuarto menguante 🌗 🌓
Luna menguante 🌘 🌒

Los eclipses

Durante la fase de la Luna nueva, la Luna queda entre la Tierra y el Sol de forma completamente alineada cada 29,53 días; no obstante, es poco frecuente que se produzca un eclipse solar, fenómeno en el que la Luna oculta el disco del Sol para un observador que se encuentre en la Tierra.

Esto ocurre porque la órbita de la Luna no está situada en el plano de la eclíptica (órbita de la Tierra), sino que está inclinada 5,14°. Debido a esta inclinación, los astros no siempre se alinean de forma exacta como para que suceda un eclipse. Cuando el disco del Sol queda completamente tapado, se trata de un eclipse total.

Durante la fase de la Luna llena, la Luna pasa por detrás de la Tierra, o mejor dicho, la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, generando un cono de sombra que oscurece la Luna. Este fenómeno es conocido como eclipse lunar. Cuando la Luna penetra en la sombra de la Tierra adquiere un color rojo oscuro, dependiendo de la luz dispersada por la atmósfera de la Tierra.

Eclipse lunar
Eclipse lunar del 15 de junio de 2011. Crédito de imagen: Astrosigma.com.

El calendario lunar

El tiempo de duración media de un mes es de 30,44 días, mientras que el ciclo de las fases de la Luna (periodo sinódico) se repite de media cada 29,53 días. Debido a esta discrepancia, las fases de la Luna no coinciden con los meses del calendario y se desplaza casi un día por cada mes.

Quizá también te interese el artículo sobre el calendario lunar, en el que podrás conocer todos sus detalles.